Espelta el trigo desconocido

La espelta es un tipo de trigo cultivado desde hace unos 7000 años. No obstante, es ahora cuando se está volviendo más popular debido a sus propiedades y los beneficios que aporta:

  • Es una variedad de trigo que no ha sido manipulada ni cruzada con otras variedades, lo que la hace más pura.
  • Aporta mayor cantidad de vitaminas y minerales que el trigo común, especialmente vitaminas del grupo B. Es rica en antioxidantes como el selenio o la vitamina E.
  • Contiene los 8 aminoácidos esenciales, por lo que resulta una fuente interesante de proteína. Gracias a la cantidad de vitamina B2 que presenta, estos aminoácidos son metabolizados de una manera más eficiente por nuestro organismo.
  • Su alto contenido en triptófano contribuye a nuestro bienestar mental y emocional. El triptófano es un aminoácido asociado al buen humor.
  • Presenta una menor cantidad de gluten que el trigo normal
  • Su alto contenido en fibra lo hace un alimento ideal para dietas de adelgazamiento y para apersonas con problemas de estreñimiento.
  • La espelta es además, rica en ácidos grasos esenciales, muy importantes para el buen funcionamiento cerebral.

La espelta puede ser incluida en la dieta de múltiples maneras, os presentamos alguna de ellas:

  • Cociendo el grano para añadirlo después a ensaladas o salteados con verduras.
  • En el desayuno añadidos a zumos, leche, yogures,… en copos o hinchada.
  • En forma de harina para bizcochos, panes, rebozados, etc.

 

Receta: Ensalada de espelta y pollo

Ingredientes:

  • 150g pechuga de pollo
  • 4 cucharadas de aceite oliva virgen (20gr)
  • sal y pimienta
  • 0,5 litro de agua
  • 175 gramos de granos de espelta
  • 20g almendras crudas peladas
  • 1 manojo de rúcula cortada fina
  • 10g piñones
  • ½ limón

Preparación:

  • Pintar la pechuga de pollo con 1 cucharada (5g) de aceite de oliva y salpimentar.
  • En una sartén hacer las pechugas. También se pueden hacer al vapor durante 25 min si dispone de olla al vapor
  • Hervir la espelta en el agua, junto con la sal, durante 25 min
  • Escurrir la espelta bien una vez hervida y meterla en un bol.
  • Cortar la pechuga ya cocinada a tiras y mezclarla con la espelta.
  • Picar las almendras
  • Dorar las almendras y los piñones en una sartén y añadirlos a la espelta junto con la rúcula.
  • Añadir el resto del aceite y aliñe con el limón, sal y pimienta.
  • Mezcle bien y sirva fría.

Incluir esta receta en tu dieta es una buena forma de enriquecer tu alimentación por los siguientes motivos:

  • Al ser la espelta su ingrediente principal te aportará todas sus propiedades, entre las que destaca su alto contenido en fibra
  • Además, contiene pollo, que es una buena fuente de proteínas ya que aporta todos los aminoácidos esenciales
  • Las almendras también son un buen alimento ya que son ricas en ácido oleico, vitaminas y minerales como el Calcio y el Fósforo esenciales para el buen mantenimiento óseo.

 

En resumen, la espelta aportará a tu dieta un buen aumento de  fibra, vitaminas del grupo B, antioxidantes, aminoácidos esenciales y ácidos grasos esenciales.

Si deseas adquirir Espelta pincha aquí

Jesús Camacho Piedra. Estudiante Ciclo Superior Nutrición y Dietética, IES Fuensanta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *