AVENA, LA REINA DE LOS CEREALES

La avena es un cereal que proviene de la familia de las poáceas, llamada científicamente avena sativa. Tradicionalmente la avena se utilizaba para el consumo animal, siendo a día de hoy uno de los cereales más consumidos por el ser humano.

El consumo de avena está muy extendido en la actualidad debido a que nos aporta numerosos beneficios gracias a sus propiedades:

  • Aporta nutrientes e hidratos de carbono complejos o de absorción lenta. Esto significa que su efecto saciante es muchísimo más prolongado, por lo que además ayuda en la disminución del apetito.
  • Es útil para controlar los niveles de azúcar en sangre (es, de hecho, uno de los cereales más recomendados para personas diabéticas, no así para las personas celíacas o intolerantes al gluten, pues contiene gluteína aunque a bajos niveles)
  • Contiene una alta proporción de fibra soluble e insoluble. Esta cualidad hace que además de prevenir y aliviar el estreñimiento, la avena sea especialmente interesante para mantener en buen estado de la flora intestinal y regular el colesterol.
  • Aporta grasas insaturadas, en especial O-6, grasas biológicamente necesarias en el organismo para proteger las membranas celulares, para la salud del corazón, de las arterias, del cerebro, etc.
  • Su aporte en aminoácidos esenciales es alto en comparación con otros cereales (6 de los 8 aminoácidos esenciales)
  • Rica en vitaminas del grupo B(B1, B5 y B6) y vitamina E

Si desea incluir avena en su dieta le recomendamos tomarla en cualquiera de las siguientes formas:

  • En granos que pueden cocerse y usarse como guarnición o mezclarse con verduras en guisos.
  • Sus copos remojados en luche, zumos, mezclados con yogur en el desayuno o la merienda. También pueden cocerse para elaborar papillas dulces o saladas.
  • Su harina se puede usar para espesar salsas y cremas, elaborar una suave bechamel o hacer pan, galletas, bizcochos,….

Para tomar un buen desayuno con avena les sugerimos trocear un plátano y una pera en un bol, añada 3 cucharadas soperas de copos de avena, un yogurt natural y una cucharada pequeña de miel.

Esta receta le aportará una buena dosis de energía con la que afrontar el día con las pilas bien cargadas

Cristina Mª Moreno Suárez. Estudiante Ciclo Superior en Dietética.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *