Lino, una semilla con múltiples beneficios

Las semillas de lino o linaza, son las semillas de una planta originaria de Asia, con múltiples usos tanto textiles como alimentarios, entre los que se destacan la elaboración de harina o lino molido y aceite.

Destacan dos variedades de semillas, las de color amarillo también llamadas lino dorado, y las de color oscuro o lino marrón.

Estas semillas están consideradas un superalimento gracias a múltiples propiedades como:

  • Son ricas en fibra soluble e insoluble. Y por ello son excelentes reguladores del tránsito intestinal.
  • Presentan un alto porcentaje de Omega3 y una excelente relación porcentual de éste último, con su contenido en Omega 6 y Omega 9, lo que las hacen un alimento cardiosaludable de primer nivel.
  • Contienen unos fitoestrógenos llamados lignanos. Estas moléculas antioxidantes en la actualidad están siendo estduiadas debido a, sus posibles propiedades anticancerígenas y antiinflamatorias, así como a su posible beneficio en reducir el riesgo cardiovascular, ya que actúa disminuyendo los niveles de colesterol en sangre.
  • Aportan calcio, fósforo y magnesio
  • Ayudan al mantenimiento de la tensión arterial en valores normales.
  • Contienen biotina, una vitamina esencial en la degradación de las grasas.
  • Ayudan a la regulación del ciclo menstrual.
  • Contienen hierro, importante para el transporte de oxigeno en el organismo.

Se puede enriquecer la dieta incluyendo las semillas de lino de diferentes maneras:

  • Añadir las semillas enteras o molidas (mejorando así su digestión y asimilación) como acompañamiento a ensaladas, postres, pan casero, yogur, etc.
  • Utilizar su aceite para aliñar ensaladas

Bizcocho de arándanos rojos y lino tostado

  • 3 huevos
  • 1 vaso de aceite de oliva
  • 3 vasos azúcar de caña
  • 3 vasos harina integral
  • 1 sobre de levadura
  • 2 cucharadas colmadas de lino molido
  • 1 cucharadita arándano rojo en polvo
  • 3 cucharaditas arándanos rojos deshidratados
  • Un yogur natural que sirve de medida

Preparación:

  1. Separamos la yema y la clara de los huevos, montamos levemente la clara y después añadimos las yemas, así el bizcocho quedará más esponjoso
  2. Mezclamos los ingredientes secos (harina, azúcar, levadura, el lino y los arándanos en polvo) en un bol
  3. Añadimos los ingredientes líquidos (aceite y huevos ya batidos)
  4. Se vierte la mezcla en un molde de silicona, ponemos unos arándanos rojos deshidratados por encima y se pone en la bandeja inferior del horno precalentado anteriormente una temperatura de 170 grados durante 45 minutos.

Esta receta es una forma diferente y atractiva de incluir el lino en tu dieta, pudiendo disfrutar así de sus propiedades, entre las que destacaríamos principalmente su aporte de fibra.

Por otro lado podemos sumar las propiedades de alimentos como:

  • El aceite de oliva virgen extra que reduce el riesgo cardiovascular, además de ser la base de la dieta mediterránea.
  • Los arándonos rojos tienen propiedades antioxidantes que ralentizan el envejecimiento y ayudan a prevenir enfermedades cardiovasculares.
  • El yogur y el lino son una buena fuente de calcio.

 

En resumen, las semillas de lino son un complemento ideal para cualquier patrón alimentario, para cualquier edad y nivel de actividad física. Son una fuente ideal de fibra, ayudándonos a regular el tránsito intestinal y nos aportan ácidos grasos cardioprotectores, compuestos antioxidantes, calcio, magnesio, y hierro.

Pero no olvidéis que ellas también nos aportan una buena cantidad de calorías, por lo cual su uso en cantidades moderadas es imprescindible!

Si deseas adquirir lino en grano pincha aquí, si deseas lino molido pincha aquí

María de la Rubia Pérez. Estudiante Ciclo Superior en Dietética. Colegio Zalima

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *